10 consejos para las clases de Yoga

1.- Compra tu propio MAT de yoga o reserva una sábana limpia para cubrir la colchoneta que vayas a utilizar: La mayoría de los lugares donde se practica esta disciplina prestan las esteras y las colchonetas, sin embargo, no está demás que adquieras la tuya, para que te relajes a tu gusto. En el caso de las colchonetas, usando una sábana para cubrirla te encontrarás más a gusto y te aseguras normas básicas de higiene. 

2.- Guarda silencio: Cuando entres a la sala donde vayas a practicar yoga evita realizar cualquier tipo de ruido, comenzar a saludar o conversar con tus compañeros debido a que la gente que haya llegado antes seguramente estará buscando relajarse o incluso meditando previo a la clase. Siempre espera las indicaciones del maestro para iniciar con la sesión.

3.- Lleva ropa cómoda: Es importante que tu vestimenta sea confortable y elástica, para que realices sin problema las diferentes posturas de yoga. Recuerda que esta disciplina se realiza sin zapatos.

4.- Utilización de accesorios: Si bien son opcionales, el uso de bloques, correas y mantas te ayudan a mejorar las asanas.

5.- El canto de OM: No te extrañe que las clases de yoga inicien con este mantra muy conocido. Sólo cierra los ojos y escucha.

6.- Aprende a respirar: Los instructores enseñan la forma correcta de respiración para acompañar cada movimiento, esto te permitirá a profundizarlos y a adquirir mejor los beneficios de la práctica. Al mismo tiempo, en la relajación final consciente, esta respiración te ayuda a relajar el cuerpo.

7.- Nunca se debe experimentar dolor: Cuando realices una asana y tengas una sensación de molestia, desgarre o punzadas, regresa a tu posición original; esto se debe a que tu cuerpo no está bien alineado o que hay que revisar alguna patología escondida, nunca está demás contarle al Instructor sobre tus molestias previo al inicio de la clase, de este modo él podrá guiarte mejor y de forma beneficiosa.

8.- Las asanas son secuenciales: Las diferentes posturas se van alternando con pausas de descanso.

9.- Los instructores pueden acomodar tu cuerpo: si luego de guiar varias veces la secuencia todavía no encuentras la postura. La alineación corporal es la clave del yoga, por lo que los maestros podrán ayudarte con alguna postura.

10.- Evita las comparaciones: Algunas personas son más flexibles, otras son más fuertes, otras trabajan mejor la concentración. Si a vos algo te cuesta trabajo, tomate tu tiempo y practica un poco más. El trabajo es siempre sobre un mismo, el yoga no es una competencia, sino un camino de crecimiento.

Lore

1378241_10202140010650492_144952258_n

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s