Cambiando paradigmas

EL EXITO NO TE HACE MAS FELIZ.

Cómo? en serio? Te cuento que esto nos afecta a todos, porque es un paradigma que aún sigue instalado en la sociedad. Crecemos con la presión cultural y social que nos ha llevado a creer que un título, un rol, una posición en una empresa, un cheque gigante a fin de mes, un proyecto que funciona, la figura perfecta, la fama, el aplauso o el reconocimiento es lo que nos dará la felicidad.

Pero: ¿qué seríamos nosotros entonces, si todo eso desaparece? En realidad, no está mal el cheque, ni la posición, ni el proyecto, ni pretender verse mejor, lo que está errado es condicionar nuestra vida, y nuestra “felicidad” a eso, porque estamos dándole el poder de condicionar nuestra felicidad a cosas temporales y circunstanciales. Esas cuestiones son demasiado efímeras para que funcionen como único sostén de nuestra vida. Además, generalmente van cambiando con el tiempo y las circunstancias.

Por eso, el camino hacia el éxito, es completamente el inverso al que creemos, e inclusive, se puede obtener mucho, pero mucho más de lo que imaginamos, si lo recorremos de esta manera.

“El éxito no es la clave de la felicidad. La felicidad es la clave del éxito. Si amas lo que estas haciendo, entonces serás exitoso” ― Albert Schweitzer

Quién hace cosas todos los días para poder estar en paz, en plenitud y vivir momentos de felicidad, puede triunfar en el resto de los desafíos de la vida: en las relaciones, en el trabajo, en la familia, etc.

Cuando las personas se sienten felices, tienden a ser optimistas, energéticos y a tener confianza en si mismos, lo cual conlleva a que el resto encuentre a estas personas más agradables, sociables y confiables. Estos aspectos amplían las oportunidades para: concretar un negocio, para cumplir objetivos exitosamente, crear o desarrollar nuevas cosas, inclusive para conocer a una pareja, hacer más amigos, etc.

Entonces para ser más feliz, una buena idea es dejar atrás esa ambición sin sentido, depositar nuestra esperanza de ser felices en cosas externas, circunstanciales y cambiantes, ya que todo aquello que estás buscando llegará como consecuencia si primero encuentras la pasión y la plenitud en lo que eres y haces.

Cuál es tu pasión? Qué te hace feliz sin considerar las circunstancias?

Lore

12037972_10153216863039065_6210232203600237774_n

El silencio / Il silenzio

Hoy se viene una nota bilingüe. Es que sucede un día que los hijos nos muestran que nunca nada cae en saco roto, que nos observan como nadie, que absorben y nutren de nuestras acciones más de cualquier palabra y que crecen conforme a eso que viven con nosotros a diario.

Ayer, ella me dijo que tenía que escribir sobre El Silencio, wah! sorprendida me doy cuenta que la profe de lengua e historia de estos dos años no sólo es una gran profesora de su materias sino que las utiliza las utiliza como punto de partida para dar a sus alumnos esas herramientas que serán semilla y fruto, un regalo de por vida.

Aquí les comparto el texto completo escrito por Mica Tay, primero está la versión original que es en Italiano y luego en español traducido para que nadie se lo pierda, de verdad vale la pena leerlo hasta el final.

“Il silenzio

Proviamo a chiudere gli occhi per un attimo, mettiamoci comodi e respiriamo profundamente. E adesso, ascoltiamo: il vento fuori dalla finestra, la cerniera di metallo dentro l’avatrice, la tua respirazione. Come vedete, il silenzio non è mai vuoto, al contrario de quello che si pensa.

É importantissimo trovarsi un tempo per il silenzio; è sano, come lo è dormire, mangiare o fare esercizio.

Molti pensano che stare in silenzio significa essere isolato dall’ambiente, ma non è affato così; anzi: ci collegiamo ancora di più a ciò che ci circonda. Purtroppo, oggi giorno si è assolutamente persa l’abbitudine di fare silenzio. Siamo circondati da stimoli costantemente. Addiritura ai bambini, per essempio, li mettono musica per dormire.

Impariamo a scrivere e a leggere, ma nessuno ci insegna mai a lavorare il silenzio.

Inoltre, serve, anzi è essenziale, per conoscere noi stessi.

Prima un po ho parlato di chuidere gli occhi ed ascoltare; viene chiamato “Body Scan”, ed è un esercizio molto utilizzato nel yoga e meditazione: serve per il riconoscimento dell’ambiente, out-in (cioè da fuori verso dentro). In questo modo si riesce persino ad ascoltare il battito del proprio cuore.

Il silenzio aiuta alla riflessione, il rilassamento, a riposare la mente. È difficile da credere ma cinque minuti di silenzio assoluto funzionano come un efficente antistress.

Ma non solo, purchè il silenzio aumenta la concentrazione, le nostre capacità di osservazione.

È noto che, durante il silenzio si sta biológicamente meglio: il corpo è più adecuatamente ossigenato, gli organi lavorano in modalità più lenta e rilassata, in modo più consapevole, si potrebbe dire.

In silenzio, possiamo sentire i nostri pensieri, ci addentriamo più profundamente in noi stessi; ed è questo il motivo perchè esso no è per tutti, o lo è, ma non tutti lo sopportano. Molta gente si trova a disagio con il silenzio; la paura del silenzio è in realtà una seria fobia: per loro, la propia mente è un mistero così grande e pericolosa da evitare disperatamente. Non vogliono conoscere loro stessi per terrore di ciò che possano trovare.

Molti no sono per niete abbituati al silenzio e sentono molta angoscia, a tale punto di avere bisogni di rumori tutto il tempo: per lavorare, per magiare, per caminare, persino per dormire.

Insomma, il silenzio è per molti positivo, per molti negativo; alcuni lo adorano e lo cercano, altri non possono vivere senza gli auriculari; ma è necesserario fare silenzio per avere una vita sana.

Forse per molti non hà nessun senzo, ma il silenzio è conoscenza, è pace, è libertà.”

MicaTay (13/12/2015)

En español:

El silencio
Probemos a cerrar nuestros ojos por un momento,  pongámonos cómodos y respiremos profundamente. Ahora, escuchemos el viento fuera de la ventana, la cremallera de metal en la lavadora, la propia respiración. Como ven, el silencio nunca está vacío al contrario de lo que uno piensa.
Es muy importante encontrar un tiempo para el silencio, es saludable tal como dormir, comer o hacer ejercicio.
Muchas personas piensan que estar en silencio significa aislarse del medio ambiente, pero en realidad es al revés, en efecto: en silencio nos conectamos aún más a nuestro entorno. Por desgracia, hoy en día está absolutamente perdido el hábito del silencio. Estamos rodeados de estímulos constantemente. Por ejemplo: Incluso a los niños se les pone música para dormir.
Aprendemos a leer y escribir, pero nadie nunca nos enseña a trabajar el silencio.
El silencio, sirve, de hecho es esencial, para conocernos a nosotros mismos.
Al principio les hablaba de cerrar los ojos y escuchar; esto es lo que llamamos “Body Scan” y es un ejercicio que a menudo se utiliza en el yoga y la meditación, se trata des el reconocimiento del medio ambiente Outside-in, (es decir, de fuera a dentro). De esta manera podemos incluso llegar a escuchar los latidos de nuestro propio corazón.
El silencio ayuda a la reflexión, la relajación, calma la mente. Es difícil de creer, pero cinco minutos de silencio funcionan como un anti-estrés eficiente. Además, el silencio aumenta nuestra concentración y la capacidad para de observación.
Se sabe que, en el silencio, nuestro cuerpo funciona biológicamente mejor: el cuerpo se oxigena más adecuadamente, los órganos funcionan de un modo más lento y relajado, de una manera más consciente, se podría decir.
En silencio, podemos escuchar nuestros pensamientos, nos adentramos más profundamente en nosotros mismos; y esta es la razón por la que no es para todos, o quizá sí, pero no todos pueden soportarlo. Muchas personas incluso llegan a sentirse mal con el silencio. El miedo al silencio es en realidad una fobia grave: para ellos, la propia mente es un misterio tan grande y peligroso que evitan desesperadamente. Son personas que no quieren conocerse a sí mismos por temor a lo que puedan encontrar.
Muchos no logran habituarse para nada al silencio, llegan a sentir mucha angustia, hasta el punto de tener las necesidades constante de escuchar algún ruido: para trabajar, comer, para caminar, incluso para dormir.
En pocas palabras, el silencio es positivo para muchos, otros sienten que es algo negativos; algunos lo aman y por eso lo buscan, otros no pueden vivir sin auriculares; pero todos sabemos que es necesario darse espacios de silencio para estar más tranquilos y tener una vida más sana.
Tal vez para muchos no tiene sentido, pero el silencio es conocimiento, es paz y es la libertad.”

MicaTay (13/12/2015)

mindfull

Buscar la felicidad no me hace feliz

 

Te parece una contradicción? Bien, te cuento que no es tan así. 

Buscar constantemente como ser feliz, puede generar angustia. Esto sucede cuando quienes la buscan, lo hacen pensando en que todo lo que se sugiere realizar para alcanzar la felicidad, DEBE hacerlos felices, y no saben lidiar con la frustración, si los resultados no aparecen o no  lo hacen en tiempo y forma.

La verdad, es que la felicidad, no es producto de hacer sólo una cosa, sino de un cambio en el estilo de vida y es bueno saber de antemano que no siempre se lo consigue de un día al otro o aparece por arte de magia.

Sabiendo esto, resulta lógico darse cuenta que este cambio en nuestro estilo de vida poco tiene que ver con las circunstancias, sino más bien con esas pequeñas cosas que vamos modificando a diario, esos cambios chiquitos pero constantes y firmes que poco a poco nos hacen sentir más satisfechos con la vida que tenemos y con nosotros mismos.

Algunas ideas? Podes empezar ahora mismo realizando simples cambios como: perdona y perdónate, deja ir aquello que ya no sirve o no te aporta nada positivo, relájate (no podes controlarlo todo), prioriza la paz y no siempre la razón (no necesitas convencer a nadie de nada y es mucho más saludable), redefiní tus prioridades, sonreí un poco más (aun cuando se te haga muy difícil), da las gracias, no te presiones (ser paciente y amoroso también vale para nosotros mismos), come despacio y disfruta cada bocado, date tiempo para las cosas que te dan placer (ver una película, pintar, leer o lo que sea que te de alegría y tranquilidad), etc.

No pretendas hacer todo junto, da los pasos de a uno por vez, seguro pero firme, pronto todo este proceso se convertirá en algo natural.

Trabajemos a diario para ser cada día más felices.

Lore

11895989_1707186459504535_7178789542364129454_n

El momento perfecto para Ser feliz

Cuantas veces nos decimos “voy a ser realmente feliz cuando ….”

La vida es demasiado corta para que esperemos ingenuamente ese momento perfecto, en el cual creemos que la felicidad bajará del cielo e ingresará a nuestra vida en forma de dinero, oportunidad, persona, o lo que sea.

La felicidad no depende de encontrar el momento perfecto ni la circunstancia adecuada, se trata de simplemente abrazar este instante y juntar la fuerza para: ¡empezar a ser feliz! SI, ES UNA ELECCION PERSONAL que hacemos a cada instante.

Ser feliz es demasiado importante para dejarlo en manos de otros, no te parece? es hora de hacerse cargo de la propia vida y comenzar a trabajar en nosotros mismos.

La felicidad es un viaje muy largo que se construye a diario y nos lleva toda la vida. Es un viaje profundo y reconfortante, por cierto. Ser feliz es una decisión diaria y cómo cualquier otro hábito, requiere un compromiso constante para internalizarlo.

Entonces, lo primero sobre lo que tenemos que trabajar es sobre la INTENCIÓN, la predisposición para salir de la zona de confort, para dejar viejas costumbres, programaciones y pensamientos atrás.

Cuando empiezo? pues ahora mismo! Comenza por realizar simples modificaciones, ellas irán aportando esa sensación de bienestar y plenitud que te permitirán ser más feliz.

Es decir: dejemos de buscar la felicidad, y empecemos a vivir la felicidad.

Convertí a la felicidad en acción y no en espera pasiva, salí a construir tu felicidad, desde lo más pequeño hasta el infinito.

Lore

11813436_10153106630504065_2223922936903298882_n