Los Chakras: básicos para entenderlos mejor

Sabemos que estamos formados por tres cuerpos, el mental,el físico y el espiritual y que el Universo está hecho de energía en constante movimiento. Considerando esto podemos decir que cada ser crea y comparte este energía con todo aquello que lo rodea. Al mismo tiempo somos receptores de esa energía que nos circunda. De éste modo se genera un feedback o retroalimentación energético del que somos parte de forma consciente o inconsciente ya que esto sucede sin que nuestra voluntad intervenga para ello.

Este intercambio energético sucede en el campo del cuerpo sutil, es decir, el cuerpo que no podemos tocar con las manos en forma directa pero que si podemos sentir, por ejemplo,  en forma de calor en la palma de las manos.

En el cuerpo existen muchos puntos donde este intercambio energético se concentra de forma más intensa. Estos centros de enegía distribuidos a lo largo de la columna vertebral es lo que llamamos chakras.

Los chakras son nuestros puentes, nuestra forma de dar y recibir energía con todo lo que nos rodea, incluso la energía Universal del todo.

En la ciencia yóguica, se definen como centros giratorios de energía que reciben, regulan y distribuyen el prana, o la energía vital que fluye por nuestros cuerpos sutiles a través de nuestros canales energéticos (nadis, o lo que en la medicina china se conoce como meridianos, en cuyo caso el prana se conoce como chi).

Los chakras pricipales son siete, y están ubicados sobre la columna vertebral de manera ascendente.

220324606739856121_FlnjMoa3_c

Esta energía es la misma que nos da vitalidad, y que se transforma en diferentes tipos de vibraciones que están conectadas con diferentes formas de la energía universal: la supervivencia, la sensualidad, el poder personal, el amor, la expresividad, la intuición y la espiritualidad.

Los chakras son una especie de mapa de nuestro ser corporal y metafísico, de nuestro mundo interior y de nuestra relación con el mundo.

Una manifestación saludable de cada una de estas energías (que tienen un color y vibración específicos) se refleja en salud, bienestar, relaciones satisfactorias, voluntad y decisión, creatividad, capacidad de disfrute y conexión con el universo, entre otros aspectos. En general, significa tener un equilibrio entre las diferentes dimensiones de la vida que de una forma u otra están operando de forma positiva o negativa y que forman parte de nosotros en nuestros aspectos físicos, mentales, emocionales y trascendentes.

Lo más bello de comprender e identificar cada chakra y su resonancia en nuestro cuerpo y en nuestra experiencia vital es que, al potenciar, desbloquear o moderar un chakra determinado, podemos transformar ese aspecto de nuestra vidas con el que está relacionado y curiosamente, las circunstancias externas también se modificarán.

Por tanto, el conocimiento sobre los chakras es una poderosa herramienta de autoobservación y equilibrio: los dos objetivos fundamentales del yoga.

Cuando trabajamos sobre los chakras y los equilibramos NO estamos buscando “llegar” a un estado superior o diferente. Sino que estamos buscando regresar a ese equilibrio que es natural en nosotros y que se altera con condicionamientos sociales, familiares o culturales, creencias, patrones mentales recurrentes, circunstancias extremas o formas de vida que nos hacen estar alejados de nuestro verdadero espíritu.

En próximos artículos seguiremos aprendiendo sobre los chakras y profundizaremos sobre cada uno de los 7 principales.

Chakras

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s