Puente o destino?

A lo largo de nuestras vidas conocemos infinidad de personas. Al principio, cada nueva persona llega con una carga nueva de experiencias e historias personales. Familiares, amigos, compañeros de trabajo o estudio, parejas, vecinos; en la calle, en cada esquina, momento o lugar existe la posibilidad de cruzarse con alguien.

Cada una de ellas tiene el potencial de transformarnos aún de una forma mínima. Incluso por unos minutos apenas. Este cambio, por más pequeño que sea, nos modifica de algún modo. Estas variaciones sucesivas a lo largo de tiempo nos van modelando haciendo de nosotros quienes somos en este mismo momento.

Algunas personas influyen tanto con su presencia que podemos identificar perfectamente ese instante donde se produce el cambio como un antes y después en nuestras vidas. A través de una experiencia compartida, sin importar en este caso si es positiva o negativa, esta persona nos modifica tanto, sin hacerlo de forma consciente, por supuesto, que ya nada será igual que antes.

De todas estas personas podemos hacer dos clasificaciones, existen las personas puente y las personas destino. Qué significa esto?

Las personas PUENTE son aquellas que llegan a nuestra vida para cumplir algún propósito, y no hablo de usar a nadie, sino de ese cambio nunca se hubiera producido sin este encuentro de caminos. Estas personas tendrán una presencia temporal en nuestras vidas que finalizará cuando este objetivo haya sido cumplido. Qué quiero decir? Una persona PUENTE es esa personas que conocemos (puede ser incluso una pareja) que nos llevará de un lado al otro del puente a través de su impulso e influencia, nos tomará de su mano ayudándonos a cruzar a la otra orilla de nuestra vida con su existencia. Nos hará cambiar, trasladar y modificará de alguna forma permanente o transitoria pero necesaria para nuestra evolución, Cuando ya lo hayan hecho,simplemente se irán de forma natural ya que la única razón de ser en nuestro vida era el de ayudarnos a cruzar el puente de nuestro crecimiento. No hay forma que una persona puente se quede con nosotros más del tiempo necesario. Se trata de relaciones o vínculos que no se pueden forzar, nacen, evolucionan y desaparecen (puede ser una pelea o simplemente el hecho de seguir caminos diferentes) porque esas personas llegan a nuestra vida para ser nuestro puente de crecimiento y transmutación.

Las personas DESTINO, en cambio, son esas que llegan para quedarse. Las que cuando llegan permanecerán y nos transformarán a diario con su existencia. Ellas seguirán a nuestro lado sin buscarlo porque su razón es crecer y evolucionar juntos. Son relaciones cíclicas, personas que siguen de alguna forma vinculadas a nosotros y que con su existencia nos invitan o empujan constantemente a avanzar, según el caso.

De esta forma podemos comprender porque algunas personas ya no están cerca de nosotros y porque otras siguen estando todavía en nuestras vidas.

Cómo puedo saber qué tipo de persona estoy conociendo? pues nunca se sabe! Es imposible identificar si alguien que conocemos es una persona PUENTE o DESTINO. Incluso nosotros mismos somos puente o destino de alguien más.

Entonces, más allá del rol que nos proponga el camino, lo que de verdad importa es poner el corazón en cada momento, para que sea lo que tenga que ser y eso sea lo mejor posible.

el regalo
Alguien a quien amé alguna vez, me dio una caja llena de oscuridad. Me tomó años darme cuenta que eso también era un regalo.

2 comentarios sobre “Puente o destino?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s