Vegalunas

Cuando vivís en otro país es muy posible que extrañes cosas tan simples como unas medialunas, entonces te pones a amasar y salen unas “vegalunas” para chuparse los dedos!!!!

De yapa va la receta!

Ahimsa 

MEDIAS LUNAS VEGANAS

vegalunas.jpg
Salen unas 48 medianitas.
Receta: 1kilo d harina 0000 (yo use 00 porque no tenia otra), 50gs de levadura (o 1 sobre de levadura seca), ralladura de un limón, 400 ml d leche vegetal ( yo use de soja orgánica, pero puede ser de almendras, avena, coco, arroz, etc), 200gs d margarina u otra manteca vegetal (y use de soja orgánica), una cucharada de miel de caña, 180gs d azúcar.
Procedimiento: mezclar la levadura con una cucharada de azúcar, un chorrito de agua tibia y dos cucharadas de harina. Dejar levar esa mezcla unos 15 min. En otro bol poner el resto de los ingredientes: margarina a temperatura ambiente o pomada, azúcar, ralladura de limón, esencia de vainilla (se pueden poner unas gotitas de agua de azahar y queda perfecto), leche vegetal. Mezclar un poco y agregar la levadura ya infladita que hicimos al principio. Ir agregando de a poco la harina tamizada hasta lograr una masa blandita tipo pan. sal… amasan. Dejar la masa leudando 1 hora. Luego desgasificar, estirar, cortar, disponer en una fuente y dejar leudar de nuevo hasta que dupliquen el volumen. Pincelar con un poquito de leche vegetal o margarina derretida. Cocinar a horno medio por 15 o 20 minutos.

El almibar lo hice con azúcar y miel de caña para que quede pegote y rico… haganlas. Son muuuy húmedas y ricas!!

Si se animan a hacerlas, manden fotos!!!

 

Pensar bien

Es una realidad, a todos nos gusta sentirnos bien, pero que hacemos al respecto? Queremos el resultado, pero como llegamos a él? se compra? se encuentra? sucede por casualidad? debemos esperar que alguien lo haga por nosotros?

Desde el momento en que nos despertamos elegimos el camino, tomamos decisiones, descartamos opciones y pensamos. Si, si, pensamos y con esos pensamientos vamos construyendo nuestra jornada, semanas, años, la vida entera está formada por pensamientos y sus reflejos.

Hay muchas cosas que escapan de nuestras manos, pero el pensamiento nos pertenece sólo a nosotros, lo estamos usando a nuestro favor?

Te propongo un ejercicio simple, cada mañana, al despertar, anota en alguna libreta un pensamiento positivo, algo que te haga comenzar el día con una energía renovada y luminosa. Al final de la semana vas a tener 7 motivos para iniciar una nueva semana con más pensamientos positivos!

Te imaginás lo que sucederá al final del año? cuanta energía positiva vibrando a nuestro favor a través de nuestros pensamientos!

Lore

Pensar bien

Agradecer es felicidad

Y hoy porque estarías agradecido? los invito a lo largo de estos dos días a hacer un ejercicio fácil y al mismo tiempo muy importante para tomar conciencia del aquí y ahora. Qué les parece observar y observarnos haciendo foco solamente en aquellas cosas que nos hacen felices, las simples, las que nos rodean y hacen de nuestras vidas un lugarcito mejor. Y si hacemos una lista? que pasaría si el lunes la volvemos a leer?
Sorpresa!

Lore

Gracias

Una cuestión de actitud

Todos estamos en el trabajo diario de hacer de nuestras vidas un lugar mejor, de aportar y aportarnos equilibrio, calma y plenitud. Uso la palabra trabajo porque de eso se trata, de una labor que implica dos elementos fundamentales: acción y elección.
Elección porque cada mañana al abrir los ojos elegimos con que actitud comenzar la jornada, determinando así una gran parte de los resultados.
Con una actitud positiva, no fantasiosa ni negadora, que son cosas muy diferentes, lograremos el empoderamiento necesario para construir nuestro día con mayor claridad, fortaleza y sabiduría.
Acción porque es la dinámica universal, nada sucede sin nuestra intervención, consciente o inconscientemente. Por acción u omisión, estamos interviniendo, movilizando, por ende, activando inevitablemente la ley de causa y efecto, incluso en las pequeñas cosas.
Para que algo suceda debe haber un antecedente, para que algo no suceda, también. Estamos conectados, incluso en la desconexión.
Cada día tiene una impronta distinta. Algunos son mejores que otros, eso es parte del flujo de la vida. Muchas circunstancias escapan a nuestras manos, pero lo que sí es nuestra absoluta potestad es el poder elegir con que actitud enfrentar aquello que nos disturba, hiere, enoja, entristece o simplemente nos desequilibra o nos aleja del centro. Algunos días nos sientan de maravilla, pero también hay de esos otros que es mejor dejar pasar y sólo tomar aquello que nos sirve sin anclarse.
Aún en esos días donde las cosas parecen bloquearse o simplemente nuestro estado de ánimo o energía vital se ve disminuida, es nuestra actitud (elección) y lo que hacemos (acción) lo que nos determinará el resultado al final de la jornada.
Todavía vas a dejar tu armonía en manos de otros o de las circunstancias? con que actitud vas a comenzar el día? que vas a hacer al respecto?
Les cuento un secreto? al lado de mi cama tengo una libreta que se fue armando con el tiempo, ahí voy anotando las miles de formas que se me ocurren en que quisiera iniciar mi día para hacerlo mejor, con una actitud alegre, o sabia, o calma, u observadora, o activa, o amorosa y luego, al lado, pongo ideas de como creo que puedo lograrlo, junto con una afirmación.
Cada mañana, al despertarme, abro en una página cualquiera, leo mi actitud del día junto con la acción que la acompaña, memorizo la afirmación y recién así inicio mi jornada. Me ayuda muchísimo! Sobre todo en los días más complicados.
Y ustedes se animan a hacer sus libretas personales?

Lore

Actitud

Meditación activa

Alguna vez pensaste que se podía meditar en movimiento? a veces sucede que para aquietar la mente es necesario hacerlo desde la acción, desde el ejercicio del elástico, como lo llamo habitualmente, es decir, el traer una y mil veces la atención mental sobre aquello que estamos haciendo. Suele pasar que en los días donde hemos tenido mucha actividad mental luego nos cueste lograr el estado meditativo desde la calma inicial o desde una postura estática directamente. Es entonces cuando podemos recurrir a una meditación dinámica. Si mi mente se distrae con pensamientos, los dejo ir, simplemente eso, los reconozco, los suelto y continúo con mi meditación activa, sin juzgar, sin pre conceptos, sin planes, sólo acción fluyendo.
Les doy algunos ejemplos: Podemos bailar de forma espontánea, sin pasos o coreografía previa, improvisando, dejándome llevar, soltando todo el cuerpo, comenzando desde los movimientos más fuertes, podemos saltar, aplaudir, girar, todo está permitido! poco a poco ir suavizando los movimientos hasta llegar a sentarme con calma, cerrando los ojos para meditar unos minutos en silencio.
También podemos pintar lo que nos salga, sobre un lienzo, tela, papel, usando colores, fibras, pinceles, acuarelas, acrílicos, lápices, lo que tengas a cerquita, sin pensar sobre el resultado ni sobre un tema en particular, simplemente dejando fluir cada movimiento que hagan tus manos. No estamos buscando hacer una obra de arte, sino poner sobre algo tangible todo aquello que salga de nuestro interior para lograr el vacío que nos permita meditar unos minutos en calma.
Para darles un ejemplo personal, les regalo mi meditación activa de hace dos noches, sonidos del mar de fondo, poquita luz … y voilà! 

Lore

Zendala