Mindfulness, la capacidad de SER en el presente

LA ATENCION PLENA EN LA ERA DE LAS DISTRACCIONES

MINDFULNESS significa atención plena o conciencia plena pero va más allá de prestar el 100% de nuestra atención a algo, significa estar presente y ser consciente de todo lo que está sucediendo dentro nuestro y a nuestro alrededor.

En resumen podemos decir que el MINDFULNESS es la práctica de prestar atención de manera consciente a la experiencia del presente, observando e interesándonos por ella, sin juicio, aceptándola tal cual es.

El concepto implica algo tan sencillo como vivir el presente, reconocer nuestra existencia en el hoy y el ahora; constantemente estamos atendiendo a pensamientos del pasado o del futuro o bien reconociendo sólo una pequeña porción de lo que está sucediendo en el presente, tenemos la tendencia a negar o no aceptar lo que nos desagrada que nos pase y esto en vez de hacernos algún bien nos termina afectando incluso más porque no nos permite aceptar las cosas, ni asimilarlas  ni seguir adelante.

Es por ello que el mindfulness resulta tan bueno, porque nos permite reconocer lo que está sucediendo a través de la observación sin juicio, cuando está sucediendo y aceptando activamente el fluir de la experiencia tal cual se está dando. Así es que, aunque experimentemos algo desagradable (por cierto algo inevitable en la medida en que estemos vivos), podremos ahorrarnos el sufrimiento que agregamos nosotros mismos cuando “rumiamos” y focalizamos sobre esa experiencia desagradable buscando que desaparezca. Quedarse solo con lo que experimentamos sin agregar nada más, es lo que la práctica de mindfulness permite.

El mindfulness es una capacidad humana básica de conexión con el presente, nos permite relacionarnos de forma directa con lo que está sucediendo en nuestra vida, es una forma de tomar consciencia de nuestra realidad que nos permite trabajar directamente con nuestro estrés, nuestro dolor o cualquier otro desafío de la vida. A través de la práctica del mindfulness podemos reducir el stress, la angustia y PREocupaciones que va a pasar nos angustiamos de sobremanera e innecesariamente.

La atención plena que desarrollamos con la práctica del mindfulness nos permite recuperar nuestro equilibrio interno, alinear mente, cuerpo y alma, aumenta nuestra capacidad de discernimiento y nos ayuda a no exagerar o prolongar nuestras emociones.

En conclusión el MINDFULNESS es la práctica consciente de estar atento a nuestro presente.

Fuente: https://talentum.com.bo/blog/que-es-mindfulness/

Un gran paso para mi humanidad

Para los que no lo saben, los últimos 6 años han sido de una tremenda transformación y crecimiento, tanto física como espiritualmente.

FB_IMG_1441513448747
Spinetta ya lo sabía

Uno de tantos eventos que modificaron radicalmente mi camino es, que hace unos 3 años, tuve un accidente donde, literalmente, perdí la rodilla izquierda. Lo que parecía una caída simple terminó en 5 horas de cirugía, reconstrucción total de ligamentos cruzados, unos cuantos clavos, cicatrices y casi 6 meses de rehabilitación para volver a caminar.

Exactamente, y sin entrar en detalles médicos, mi pantorrilla se había “despegado” del muslo, por lo que tuvieron que tomar parte del ligamento posterior para volver a armar la “bisagra” que conforma una rodilla. Perdón por la explicación, pero tiene que ver ver con lo que viene.

20150110_115631
Chacho, Mi ángel guardián

Con la falta de mi movilidad habitual + lejos de mi familia (apenas 8 meses antes me había ido vivir a Italia) + una depresión importante, naturalmente subí muchísimo de peso. Por supuesto todas estas cosas también afectaron otras áreas de mi vida.

El proceso desde ese momento hasta ahora fue alucinante por lo doloroso, había llegado a un momento límite donde no había opciones más que salir adelante, ya no podía caer más abajo. Otro día voy a hablar de eso, pero no quiero irme por las ramas.

El uno de los tendones posteriores de mi pierna izquierda estaba más corto (de ahí tomaron la porción necesaria para la rodilla), por lo que no podía flexionar la pierna para subir escaleras o siquiera el cordón de la vereda y tampoco podía estirarla del todo, así que apenas lograba caminar “raro” y luego subía a mi casa, que está en primer piso por escalera, despacito y de costado.

Un día elegí no llorar más, no culpar ni culparme más y empecé a trabajar sobre mi misma, sin prejuicios, con consciencia de mi vida y cuerpo, retomando los caminos que había dejado pendientes. Empecé a quererme sin condiciones, a tratarme más amorosamente y a desintoxicarme de tantos años de no cuidarme. También retomé mis prácticas y estudios, porque siempre se puede aprender más.

Hoy, en mi Sadhana (práctica) diaria de yoga logré perfeccionar un asana que para mí, dado lo que les conté antes, parecía imposible: realizar Adhomuka (el perro), con la espalda en línea, las piernas totalmente estiradas y tocando el piso con los talones apoyando totalmente los pies!!! Después de 3 años estoy recuperando la elasticidad y medida original de mis ligamentos posteriores de las piernas!!! Estoy tan feliz!!!

Se que hay mucho por hacer, pero a diferencia de otras veces, no quiero centrarme en lo que falta sino disfrutar de lo conseguido, porque estas pequeñas cosas son nuestros grandes logros cotidianos y ser consciente de esto nos anima a seguir creciendo.

Hoy di un gran paso, y si yo pude, estoy segura que vos también.

Buena práctica.

Lore

Mi abuelo y el origen de todo

Mi abuelo tiene casi 91 años. Se llama Enrique y sin saberlo se transformó en una de las influencias más grandes de mi vida.

FB_IMG_1458230064737
El abuelo en su juventud 

Hace unos 4 años que vivimos en diferentes países, lo que hace que nuestros encuentros ya no sean como antes. Ayer, gracias a su maravillosa mente abierta y a la tecnología, tuvimos una video llamada a través de Whatsapp.

Nuestra conversación duró poco más que 45 minutos y giró entorno a la posibilidad de publicar online la novela que escribió mi hija hace un tiempo, porque, según dijo “ahora todos venden sus libros por Internet”.

También hablamos de filosofía, pero no de esa imperfecta de libros o de filósofos como SchopenhauerNietzsche (citando a los que mi abuelo mismo hizo referencia) y de los que “hablan sobre otros y hay quienes los siguen”, sino de la filosofía inmensa y simple de la vida, de esa que está repleta de sabiduría sin tiempo.

A veces viene bien que alguien nos recuerde lo genial que es nuestro cuerpo, que somos seres VIVOS en todo su esplendor, que nuestras células se funden con las de aquello que nos rodea construyendo un gran organismo VIVO y único, donde colores, países, razas, especies, sexos y edades no existen; que también somos capaces de ser nuestra propia medicina a través del cuidado de nuestro cuerpo y alma, que e esta vastedad estamos tan unidos que “si yo respiro, este aire que sale de mi en un ratito ya es parte de vos también”… entonces ya no estamos tan lejos pensé… y me sentí muy feliz.

Me preguntó que comemos, si descansamos bien, de que vivimos y si somos felices con eso, habló de los pequeños grandes gustos que nos damos a diario para vivir en armonía… y me di cuenta que es un alma tan conectada con el ahora desde lo cotidiano y diminuto hasta la plenitud más infinita.

Me acordé cuando de chiquita cuando iba a su casa me daba hojas borrador para dibujar y detrás había diseños de filosofía Sufí o me daba para leer las aventuras de Nasrudin y como sin darme cuenta fui creciendo con una idea universal de inmensidad que hoy me nutre a diario.

Mi abuelo es un ser extraordinario, sigo sus pasos y aprendo tanto! Me colma el alma de gratitud!

Ayer fue un día especial, de esos que dan sentido a muchas cosas y que ayudan a construir la identidad. Ayer fue un día para escuchar y nutrirse.

Gracias mami por ayudarme a estar con el abuelo, el mejor regalo del mundo!

Lore

De regreso a las bases

Si un día te pasa que, metido en la vorágine del mundo, el norte no parece tan claro, no te preocupes, a todos nos pasa.

Estamos vivos, eso es lo que sucede, y estarlo implica el fluctuar, incluye experimentar, practicar, retroceder a veces, volver a avanzar. La vida no es un camino en línea recta. Planificamos, organizamos, proyectamos, eso está perfecto! El tener un futuro nos impulsa a caminar, pero el ser flexibles a las circunstancias mientras vamos viviendo nos convierte en verdaderos maestros de nosotros mismos.

Una vez me dijeron que lo peor que puede pasarnos es no cambiar nunca, lo pensaste? Que sería de nosotros si fuéramos los mismos de hace 5 años atrás? o 15?

Nuestra evolución personal está íntimamente ligada a nuestra capacidad de danzar, llevando en una mano la música de los acontecimientos y en la otra nuestra capacidad de generar, de crear nuevas circunstancias. Este equilibrio es lo que nos mantiene en ritmo y equilibrio con la vida misma.

Pero si te ves perdido o dudando, tomate un tiempo, chiquito, solo tuyo, íntimo, para recordar que fue eso que te llevó hasta donde estas hoy y cómo lograste hacerlo. Recuperar las bases, regar de vez en cuando las raíces nos fortalece.

Humanicemos el camino, seamos falibles, tenemos permiso, no pasa nada.

14141946_10153924712663099_195083105461529583_n.jpg

 

El silencio / Il silenzio

Hoy se viene una nota bilingüe. Es que sucede un día que los hijos nos muestran que nunca nada cae en saco roto, que nos observan como nadie, que absorben y nutren de nuestras acciones más de cualquier palabra y que crecen conforme a eso que viven con nosotros a diario.

Ayer, ella me dijo que tenía que escribir sobre El Silencio, wah! sorprendida me doy cuenta que la profe de lengua e historia de estos dos años no sólo es una gran profesora de su materias sino que las utiliza las utiliza como punto de partida para dar a sus alumnos esas herramientas que serán semilla y fruto, un regalo de por vida.

Aquí les comparto el texto completo escrito por Mica Tay, primero está la versión original que es en Italiano y luego en español traducido para que nadie se lo pierda, de verdad vale la pena leerlo hasta el final.

“Il silenzio

Proviamo a chiudere gli occhi per un attimo, mettiamoci comodi e respiriamo profundamente. E adesso, ascoltiamo: il vento fuori dalla finestra, la cerniera di metallo dentro l’avatrice, la tua respirazione. Come vedete, il silenzio non è mai vuoto, al contrario de quello che si pensa.

É importantissimo trovarsi un tempo per il silenzio; è sano, come lo è dormire, mangiare o fare esercizio.

Molti pensano che stare in silenzio significa essere isolato dall’ambiente, ma non è affato così; anzi: ci collegiamo ancora di più a ciò che ci circonda. Purtroppo, oggi giorno si è assolutamente persa l’abbitudine di fare silenzio. Siamo circondati da stimoli costantemente. Addiritura ai bambini, per essempio, li mettono musica per dormire.

Impariamo a scrivere e a leggere, ma nessuno ci insegna mai a lavorare il silenzio.

Inoltre, serve, anzi è essenziale, per conoscere noi stessi.

Prima un po ho parlato di chuidere gli occhi ed ascoltare; viene chiamato “Body Scan”, ed è un esercizio molto utilizzato nel yoga e meditazione: serve per il riconoscimento dell’ambiente, out-in (cioè da fuori verso dentro). In questo modo si riesce persino ad ascoltare il battito del proprio cuore.

Il silenzio aiuta alla riflessione, il rilassamento, a riposare la mente. È difficile da credere ma cinque minuti di silenzio assoluto funzionano come un efficente antistress.

Ma non solo, purchè il silenzio aumenta la concentrazione, le nostre capacità di osservazione.

È noto che, durante il silenzio si sta biológicamente meglio: il corpo è più adecuatamente ossigenato, gli organi lavorano in modalità più lenta e rilassata, in modo più consapevole, si potrebbe dire.

In silenzio, possiamo sentire i nostri pensieri, ci addentriamo più profundamente in noi stessi; ed è questo il motivo perchè esso no è per tutti, o lo è, ma non tutti lo sopportano. Molta gente si trova a disagio con il silenzio; la paura del silenzio è in realtà una seria fobia: per loro, la propia mente è un mistero così grande e pericolosa da evitare disperatamente. Non vogliono conoscere loro stessi per terrore di ciò che possano trovare.

Molti no sono per niete abbituati al silenzio e sentono molta angoscia, a tale punto di avere bisogni di rumori tutto il tempo: per lavorare, per magiare, per caminare, persino per dormire.

Insomma, il silenzio è per molti positivo, per molti negativo; alcuni lo adorano e lo cercano, altri non possono vivere senza gli auriculari; ma è necesserario fare silenzio per avere una vita sana.

Forse per molti non hà nessun senzo, ma il silenzio è conoscenza, è pace, è libertà.”

MicaTay (13/12/2015)

En español:

El silencio
Probemos a cerrar nuestros ojos por un momento,  pongámonos cómodos y respiremos profundamente. Ahora, escuchemos el viento fuera de la ventana, la cremallera de metal en la lavadora, la propia respiración. Como ven, el silencio nunca está vacío al contrario de lo que uno piensa.
Es muy importante encontrar un tiempo para el silencio, es saludable tal como dormir, comer o hacer ejercicio.
Muchas personas piensan que estar en silencio significa aislarse del medio ambiente, pero en realidad es al revés, en efecto: en silencio nos conectamos aún más a nuestro entorno. Por desgracia, hoy en día está absolutamente perdido el hábito del silencio. Estamos rodeados de estímulos constantemente. Por ejemplo: Incluso a los niños se les pone música para dormir.
Aprendemos a leer y escribir, pero nadie nunca nos enseña a trabajar el silencio.
El silencio, sirve, de hecho es esencial, para conocernos a nosotros mismos.
Al principio les hablaba de cerrar los ojos y escuchar; esto es lo que llamamos “Body Scan” y es un ejercicio que a menudo se utiliza en el yoga y la meditación, se trata des el reconocimiento del medio ambiente Outside-in, (es decir, de fuera a dentro). De esta manera podemos incluso llegar a escuchar los latidos de nuestro propio corazón.
El silencio ayuda a la reflexión, la relajación, calma la mente. Es difícil de creer, pero cinco minutos de silencio funcionan como un anti-estrés eficiente. Además, el silencio aumenta nuestra concentración y la capacidad para de observación.
Se sabe que, en el silencio, nuestro cuerpo funciona biológicamente mejor: el cuerpo se oxigena más adecuadamente, los órganos funcionan de un modo más lento y relajado, de una manera más consciente, se podría decir.
En silencio, podemos escuchar nuestros pensamientos, nos adentramos más profundamente en nosotros mismos; y esta es la razón por la que no es para todos, o quizá sí, pero no todos pueden soportarlo. Muchas personas incluso llegan a sentirse mal con el silencio. El miedo al silencio es en realidad una fobia grave: para ellos, la propia mente es un misterio tan grande y peligroso que evitan desesperadamente. Son personas que no quieren conocerse a sí mismos por temor a lo que puedan encontrar.
Muchos no logran habituarse para nada al silencio, llegan a sentir mucha angustia, hasta el punto de tener las necesidades constante de escuchar algún ruido: para trabajar, comer, para caminar, incluso para dormir.
En pocas palabras, el silencio es positivo para muchos, otros sienten que es algo negativos; algunos lo aman y por eso lo buscan, otros no pueden vivir sin auriculares; pero todos sabemos que es necesario darse espacios de silencio para estar más tranquilos y tener una vida más sana.
Tal vez para muchos no tiene sentido, pero el silencio es conocimiento, es paz y es la libertad.”

MicaTay (13/12/2015)

mindfull

Buscar la felicidad no me hace feliz

 

Te parece una contradicción? Bien, te cuento que no es tan así. 

Buscar constantemente como ser feliz, puede generar angustia. Esto sucede cuando quienes la buscan, lo hacen pensando en que todo lo que se sugiere realizar para alcanzar la felicidad, DEBE hacerlos felices, y no saben lidiar con la frustración, si los resultados no aparecen o no  lo hacen en tiempo y forma.

La verdad, es que la felicidad, no es producto de hacer sólo una cosa, sino de un cambio en el estilo de vida y es bueno saber de antemano que no siempre se lo consigue de un día al otro o aparece por arte de magia.

Sabiendo esto, resulta lógico darse cuenta que este cambio en nuestro estilo de vida poco tiene que ver con las circunstancias, sino más bien con esas pequeñas cosas que vamos modificando a diario, esos cambios chiquitos pero constantes y firmes que poco a poco nos hacen sentir más satisfechos con la vida que tenemos y con nosotros mismos.

Algunas ideas? Podes empezar ahora mismo realizando simples cambios como: perdona y perdónate, deja ir aquello que ya no sirve o no te aporta nada positivo, relájate (no podes controlarlo todo), prioriza la paz y no siempre la razón (no necesitas convencer a nadie de nada y es mucho más saludable), redefiní tus prioridades, sonreí un poco más (aun cuando se te haga muy difícil), da las gracias, no te presiones (ser paciente y amoroso también vale para nosotros mismos), come despacio y disfruta cada bocado, date tiempo para las cosas que te dan placer (ver una película, pintar, leer o lo que sea que te de alegría y tranquilidad), etc.

No pretendas hacer todo junto, da los pasos de a uno por vez, seguro pero firme, pronto todo este proceso se convertirá en algo natural.

Trabajemos a diario para ser cada día más felices.

Lore

11895989_1707186459504535_7178789542364129454_n

De la negación a la sobreimplicación

La vida nos pone pruebas a diario, unas más duras, otras menos, algunas tremendas e inesperadas, otras simplemente por dolorosas o desagradables nos empeñamos en hacerles foco, las revolvemos como una gran sopa mental, buscamos en internet, nos ponemos monotemáticos, haciendo de aquello que nos perturba la razón de nuestras vidas.

Lo que muchas veces no notamos es que eso en lo que hacemos foco se ve potenciado ante nuestra intensa búsqueda de resolución.

Ya se, parece contradictorio, pues no lo es.

Cuando nos vemos antes un evento o pensamiento emotivo que nos perturba, cualquiera sea su naturaleza, lo primero es poder reconocerlo e identificarlo a través de la observación.

Una vez que somos conscientes de lo que sucede, es cuando podemos trabajar sobre ello,del modo que hayamos elegido o como podamos según los recursos con que contemos.

La última etapa es, muchas veces la más compleja porque se trata de soltar. Si dejar ir y ya no seguir metiendo el dedo en la llaga, confiando en lo que hemos hecho para estar mejor o para mejorar.

Si seguimos apegados al pensamiento emotivo que nos perturba, aunque sea para resolverlo o modificarlo, corremos el riesgo de de caer en lo que se llama sobreimplicación, que no hace más que alejarnos del objetivo que queremos lograr, llegando inclusive a aumentar sus efectos.

Ejercitemos el soltar, el dejar ir, el desapego, porque también las emociones negativas ocupan un espacio y nos mantienen ocupados. Y si usáramos esa energía para algo más positivo?

Lore

large

Sobre la oscuridad y regalos inesperados

Solemos creer que es mejor evitar las experiencias negativas y si atravesamos por ellas, muchas veces intentamos por todos los medios de olvidar. Muchos inclusive llegamos al estado de negación hasta el punto de nunca más hablar del tema, como si mágicamente no hablar hiciera desaparecer aquello que nos provoca dolor.

El tiempo hace lo suyo, transformando los recuerdos, modificándolos según nuestros filtros para poder continuar con nuestras vidas. Eso se llama adaptabilidad emocional. Seguramente, aquello que recordemos no será del todo fiel a lo sucedido realmente, sino a nuestra percepción personal ya que nuestro inconsciente irá adaptando ese recuerdo hasta hacerlo tolerable para nosotros.

Pero, cada experiencia, cualquiera sea su naturaleza, es parte de nosotros, nos conforma, nos va modelando. Somos construidos por las experiencias atravesadas a lo largo de nuestra vida.

Cuando establecemos relaciones que nos dañan, solemos pensar que “hubiera sido mejor no conocerlo/a” o nos culpamos “como pude permitir que esto me sucediera” o “no merecía pasar por eso”… pero, reflexionemos acerca de lo que realmente importa: HOY seríamos nosotros quienes somos sin haber tenido esa experiencia previa? seguramente no.

Si somos capaces de no anclarnos en la pena por nosotros mismos, nos miramos con ojos compasivos, amables, sin autocastigos o culpas, podemos ver que, incluso en nuestros peores momentos, hemos logrado sobreponernos y hemos seguido caminando. Quizá ya no siendo las mismas personas, eligiendo otros senderos, otros espacios, seguramente hemos cambiado rumbo y norte, nos hemos transformado.

Se puede llegar al mismo lugar sin dolor o tristeza? claro que sí, para eso es que trabajamos a diario sobre nosotros mismos, simplemente las cosas que suceden y nos suceden muchas veces no dependen de nosotros absolutamente, entonces es ahí donde lo que nos queda es observar, decantar, metabolizar y continuar.

Del dolor aprendemos sobre nuestras fuerzas, crecemos. De la desilusión aprendemos a cuidarnos. Del abandono nos hacemos independientes, de la soledad nos hacemos fuertes por dentro, del desamor aprendemos a valorarnos. De la pérdida aprendemos a soltar, de la diferencia descubrimos nuevas opciones. De la indiferencia descubrimos nuestras capacidades ocultas, de las injusticias reconocemos el valor de la justicia.

La vida no es una línea recta, desde el día que nacemos, la única cosa segura es que no existen las garantías.

La elección es nuestra, puedo ponerme a llorar por los rincones, sintiendo pena por mí mismo, resintiéndome con la vida o puedo usar cada piedra del camino para construir un puente, ese que me lleve directo a ser cada día mejor.

Lore

“Alguien a quien amé alguna vez, me dio una caja llena de oscuridad.

Me tomo años darme cuenta que eso, también había sido un regalo”

“Alguien a quien amé alguna vez, me dio una caja llena de oscuridad. Me tomo años darme cuenta que eso, también había sido un regalo”

las muchas formas del amor

Semillitas de amapola, harina integral, clavo de olor, canela, nuez moscada, cardamomo, mascabo, avena, manzana, macerado de té de rosa canina+manzana+flores de girasol … torta en camino! amor a mi familia con aromas dulces que revolotean por la casa! ❤

Hay tantas formas de mostrar amor como puedas imaginar. El amor es algo universal, a los amigos, pareja, hijos, padres, familia, vecinos, mascotas, a nosotros mismos, al lugar donde vivimos, donde nacimos, a causas, ideales, trabajos, la lista se hace interminable.

Cuando amamos de manera Universal nos transformamos en el amor mismo, el objeto amado ya no importa sino el amar, porque cuando lo hacemos deja de ser un acto automático para ser una actitud consciente.

Un gesto dulce, recordar eso que tanto le gusta, tomarse de la mano, una caricia inesperada, un “cómo te sentís?”, un beso sin motivo, escuchar atentamente, observar y cuidar, saber esperar, respetar los espacios, confiar, aceptar, defender, proteger, soltar … seguro vos podrías seguir agregando cosas en esta lista de formas de mostrar amor.

El amor es algo extraordinario, la fuerza capaz de hacernos renacer una y mil veces.

El amor a los demás es fantástico, más todavía el amor a uno mismo. Como dar aquello que no podemos darnos ni siquiera a nosotros mismos?

Cuando cultivamos el amor propio, amar a los demás es una consecuencia natural, fluye de un modo relajado, el amor nos transforma cuando nos permitimos SER amor. Logramos amar sin ayer, sin hoy, nos instalamos en el AQUI y AHORA amando de manera dinámica y al mismo tiempo nos relajamos, soltamos las ansiedades, amando de un modo amplio, generoso, ilimitado.

Amor sin condiciones, sin prejuicios, sin juicios, libre de ataduras, sin expectativas, amaro por el simple hecho de SER amor, de hacerlo nuestra naturaleza, como cuando somos niños, con ojos de primera vez, cada vez.

Cuando nos zambullimos en el camino a la sabiduría, al crecimiento interior llegamos a conectarnos y a ejercitar la compasión, que es la actitud amable, amorosa e incondicional para con los demás. Cuando esto lo ejercitamos también para con nosotros mismos, es lo que llamamos autocompasión. Y todo esto sucede de forma natural, sin ser nuestro objetivo, esto simplemente nos sucede.

Y cuando transitamos el camino de la compasión, naturalmente llegamos a la sabiduría, no es esto maravilloso?

Compasión y sabiduría van de la mano, una no puede existir sin la otra.

Aclaremos, compasión no es resignación sino la aceptación consciente, incondicional y amable del otro y de nosotros mismos, es abrazar y abrazarnos con ternura y sin juicios de valor.

Tanto por una torta? claro que sí! en las cosas simples reside siempre la posibilidad de amar. No son necesarias las ceremonias, el amor está en dar (y darnos), no eso que nos sobra, sino aquello que nace del corazón y sin esfuerzo. El amor no necesita de esfuerzo, simplemente ES.

El Dalai Lama nos dice:

“si quieres hacer felices a los demás, practica la compasión.

Si quieres ser feliz tú mismo, practica la compasión”

Lore ❤

20151104_130038

Para calmar la ansiedad: RESPIRAR

Muchas veces por el entorno, la vida que llevamos, las circunstancias o simplemente por nosotros mismos, entramos en estados de ansiedad que nos dificultan el día.

Que ya sabes respirar? claro, es fundamental para vivir, pero lo hacemos correctamente cuando estamos estresados?

Te cuento un secreto: cuando estamos estresados, enojados, ansiosos, con miedo, la respiración cambia, se hace más rápida y mucho más superficial, esto genera en nuestro cuerpo una serie de alarmas que realimentan estas sensaciones desagradables.

Que sucede como consecuencia? que no nos podemos relajar, nos cuesta dormir, sentimos más miedo, angustia, nos llenamos de pensamientos feos, y el cuerpo reacciona como si estuviera en peligro, sin importar si el motivo es real o no.

Así como cambia la respiración bajo estos estímulos, cambiando la respiración podemos controlar y mejorar estas sensaciones generando un flujo inverso, desde adentro hacia afuera.

Te propongo un ejercicio simple que podría ayudarte para reencontrar tu equilibrio.

Hacelo SOLAMENTE tres veces seguidas si nunca antes habías trabajado sobre tu respiración de forma consciente. A medida que vayas adquiriendo práctica podrás hacerlo un poquito más, incluso con el tiempo podrás aprender pranayamas más complejos, aunque te aseguro que para relajarte en el día a día, con este ejercicio será más que suficiente.

Comenzamos:

Sentate en un lugar cómodo, no hace falta que sea en ninguna postura especial, solamente que tu cuerpo esté derecho, con la espalda recta y relajada.

Hace un movimiento hacia arriba y hacia atrás con ambos hombros para acomodarlos en su postura natural (que no es como solemos estar: con los hombros tirados hacia adelante).

Buscá que tu cadera esté derecha y apoyada comodamente llevando el pecho hacia adelante.

Apoya los pies en el suelo (si podes hacerlo descalzo, mucho mejor), dejá caer los brazos al costado del cuerpo o apoya tus manos sobre los muslos, lo que sientas en ese momento.

Intenta relajar la cara, la frente, la boca manteniéndola cerrada suavemente. El acto de respirar (inhalar y exhalar) debe realizarse siempre por la nariz, este órgano fue creado especialmente para eso, no solo filtra de impurezas del aire que entra, sino que hace que éste ingrese tibio a nuestro cuerpo.

IMPORTANTE: Te recuerdo que respirar es para todos, pero no hagas este ejercicio más de tres veces seguidas para evitar una posible hiperventilación. Si esto te sucede, es posible sentir mareos, nauseas o una leve taquicardia, de verdad, parece simple pero te aconsejo que no hagas demás si no estás preparado todavía.

Ahora pone toda tu atención en la imagen que te pongo abajo.

Para empezar, a respirar de forma consciente, hacelo siempre vaciando tus pulmones, exhala todo el aire que puedas contrayendo un poquito tu abdomen y comenza a respirar normalmente unas dos veces. Luego, observando el movimiento de tu pecho y de tu panza, busca seguir el ritmo de tu respiración acompañándolo con el de la imagen que se abre y cierra, imaginando tus propios pulmones haciendo este mismo movimiento de apertura y cierre, de exhalación e inspiración de forma natural, relajada. Al terminar la serie de tres respiraciones completas siguiendo el ritrmo de tu cuerpo y la imagen acompasados, cerra los ojos y volve a respirar libremente. conta hasta 5 y abri los ojos bien despacito.

Es un buen comienzo para ir conociendo técnicas para el manejo del stress y mejorar nuestra calidad de vida, no te parece? 

Contame después como te fue con la práctica, que sentiste, si lograste hacerlo, que dificultades se te presentaron, de todo se aprende.

Lo más importante es saber que siempre tendremos a mano herramientas que nos faciliten la jornada.

Lore

pranayama