El “buen” yoga y el no tanto.

Suena extraño, verdad?  ¿Cómo es eso, el yoga no era siempre bueno? ¿Es posible categorizarlo de esa  forma? A ver, vayamos limpiando el panorama.

“A veces nos desilusionamos porque no vemos progreso en la práctica, porque no pasa nada fuera de lo normal, porque nuestras experiencias no corresponden a lo que hemos oído o leído de las vivencias de otros. Pero es precisamente en la aceptación de esta realidad ordinaria “tal como es”, en dejar de perseguir resultados mágicos, que se halla la profunda sabiduría del camino que lleva a la liberación del sufrimiento.”

—Iván Densho Quintero (Colombia, 1961–)

Ahora sí vamos entrando en tema.

Nos la pasamos viendo fotos de gente bellísima y estilizada, haciendo poses maravillosas y complicadas que no hacen más mostrarnos cuanta destreza acrobática tienen, pero nada tiene eso que ver con la esencia real de la práctica yóguica. Por supuesto existe el acroyoga que apunta a eso, pero no se trata del yoga en sí mismo sino de una de las tantas ramificaciones del yoga real.

Para la gran mayoría de las personas, éstas imágenes no hacen más que acobardar a quien recién comienza o incluso pueden llegar a minar la voluntad de quien no tiene “el cuerpo perfecto” para realizar las asanas con facilidad.

Entonces te cuento que el yoga no se trata de realizar proezas ni de romperse los ligamentos ni de lograr algo extraordinario, sino más bien del camino que nos lleva a dar un pasito a la vez, el tránsito, la práctica es yoga, no su resultado. Este llegará cuando sea el momento y a cada persona le tocará e una forma particular y única. La evolución dentro de la práctica del yoga es algo PERSONAL y UNICO, por lo que es imposible estarnos comparando con otros.

Una de las cosas más hermosas que aprendí con mi maestra Olga es la práctica con los ojos cerrados. Esto nos ayuda a meternos mucho más adentro, a profundizar en nosotros y no perdernos comparando con lo que hace el vecino de clase. Entonces se consigue algo maravilloso, se pierde la vergüenza y ya no competimos con nadie, ni siquiera con nosotros mismos, entonces comenzamos a crecer con nuestro propio ritmo.

El yoga es sinceridad con nosotros mismos, es flexibilidad mental (la corporal llega después), es aceptación para poder evolucionar desde un lugar real, es no competencia (tampoco con nosotros mismos), es amor por nuestro cuerpo y alma, es autoconocimiento, es no sufrir ni lastimarse, es tratarse con amor para lograr que el cuerpo nos vuelva a reconocer, es recuperar las movimientos iniciales de la vida sin forzar nada.

Por ejemplo, hoy me siento con las piernas extendidas y luego de preparar bien el cuerpo intento tocarme la punta de los pies con mis manos (paschimottanasana) entonces me doy cuenta que esta vez llego sólo a los tobillos, ¿qué puedo hacer? ¿Dejo de practicar pensado que el yoga no es para mí? – y ´si, mañana mejor ni vengo a clase, si total no me sale nada … ¿te suena? y si encima miro a mi compañero de clase que llega fácilmente como si fuera de goma, ¿cómo me siento? ¿Pienso que nunca lo lograré? Todo esto sucede muy a menudo en una clase regular. Es en ese momento donde el instructor debe empoderar amorosamente a cada practicante, alentando la relajación (es el secreto de la flexibilidad),  promoviendo la constancia y la confianza.

Imaginen lo que pasa entonces cuando alguien encuentra a cada rato publicaciones de personas hermosas, delgadas haciendo poses acrobáticas en medio de una playa paradisíaca! No resulta muy estimulante ni empoderador, más bien parece que estamos miles de km de distancia de esa imagen de pseudo perfección.

Cada SER es perfecto en su unicidad, cada persona es maravillosa en su particularidad, explorar, cuidar y evolucionar es un arte que cada uno debe transitar de forma única, por eso nunca nos debemos comparar con nadie ni pensar que no somos lo suficientemente bonitos, o delgados, o flexibles o jóvenes para practicar yoga.

El yoga es amplio, de hecho su significado primordial es la unión del cuerpo, la mente y el espíritu, pero para que lo sea realmente y deje de ser un concepto abstracto debemos dejar de lado las formas marketineras de las revistas para darnos cuenta que es una práctica que nos puede abrazar a todos si le damos la posibilidad de ser inclusivos y que esto sea así siempre depende de nosotros.

El yoga es para todos!

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

“Respira el momento”

Calle 13 con una canción maravillosa, intensa, real, la vida misma expresada en su máximo esplendor con una poesía cruda, visceral y muy potente que invita a VIVIR EL MOMENTO.

que la disfruten!

La Vida (respira el momento) – Calle 13

Uno nace mientras el planeta gira
Los pulmones abren la nariz respira
Escuchamos al mundo con todo su alboroto
Los parpados suben y los ojos tiran fotos
Si salimos de la cuna para dormir en la cama
Nos crecen los brazos como crecen las ramas

Como crecen las hojas nos crecen las manos
Como crecen los días cuando madruga temprano
Los segundos los minutos y las horas
Germinan así como los días empiezan y terminan
Los meses se disfrazan según el meridiano
Otoño invierno primavera verano
Y se ajusta el camino a nuestros pasos
Así como el agua se adapta a su vaso
Nuestro corazón se aclimata a la altura
Y nos adaptamos a cualquier aventura
Pueden sumar con prisa pueden restar con calma
Da igual porque las matemáticas no tienen alma
Aunque calculemos todo y le pongamos nombre propio
Nuestro espíritu no lo pueden ver los microscopios
Nadie se puede acobardar nacimos siendo valientes
Porque respirar es arriesgar
Este es el momento de agarrar el impulso
Las emociones las narra nuestro pulso.

Respira el momento.
Respira el momento.

En nuestra galaxia la historia se expande
Desde lo más simple hasta lo más grande.

Crecimos junto a los cuerpos celestes
Somos el norte sur este y oeste
Somos la tierra con todas sus huellas
Una súper nova entre todas las estrellas
Absorbemos la luz de los rayos
Mientras la clorofila navega por los tallos
Los grados y centígrados calientan los termómetros
A 150 millones de kilómetros
Hay una vía láctea repleta de neuronas
Porque reproducimos mas ideas que personas
No somos pequeños ni muy grandes tampoco
Somos muchos y también somos pocos
Somos el golpe cuando aterriza
Y también somos la piel cuando cicatriza
La muerte nunca nos venció
Porque todo lo que muere
Es por que alguna vez nació.

Respira el momento.
Respira el momento.

En nuestra galaxia la historia se expande
Desde lo más simple hasta lo más grande.

Lengua beso boca labio niño joven viejo sabio
Calvo rizo pelo lacio techo casa cielo espacio
Sexo orgasmo se humedece
Quizás nunca siempre a veces
Libro letra cuento narra ron con hielo o trago barra
3 millones de latidos en un periodo mensual
Caminamos dando 10 mil pasos en un día normal
Crudo hervido asado frito birra iglesia rezo grito
Muy poquito demasiado corro vuelo salto nado
Puede llegar algún día el colmo de la biología
Vivir con sangre caliente pa morir a sangre fría.

Respira el momento.

El poder de la expresión

 

Simplemente expresarse, SER.

En un mundo lleno de formas, el SER es parte de lo que todavía permanece en el misterio maravilloso que descubrimos a diario. Escondido en cada gesto, palabra, sonido, parpadeo, movimiento, este SER va expresándose de formas variadas, acompasadas, siguiendo un ritmo propio de huellas que va marcando nuestro camino.

Cuando todo fluye también lo hace el alma y con ella nuestra forma de expresarnos, el modo en que nos manifestamos a la vida y nos conectamos con aquello que nos rodea. Somos parte del todo y somos todo al mismo tiempo.

Poder? y claro! somos poderosos cuando somos capaces de expresarnos, hacerlo es una manifestación de lo profundo, de nuestro yo más íntimo, de quienes somos, de cómo sentimos, de lo que vemos, percibimos, de nuestras emociones, sueños, pensamientos, estado físico, ideas, programaciones. Al mismo tiempo lo que expresamos no nos determina ni conforma, simplemente es una muestra de nuestro aquí y ahora. Somos mucho más que nuestras manifestaciones.

Cuando no podemos hacerlo entran en conflicto y se bloquean nuestras zonas más profundas dejándonos más vulnerables a enfermedades, tristezas u oscuridades del alma. Es que ella necesita navegar libremente, sin prejuicios, sin límites, absolutamente amplia y escurridiza, el alma necesita jugar, saltar, bailar, pintar, cantar, soñar, dibujar, escribir, tocar un instrumento, hablar, o usar cualquier herramienta que le permita corporizarse.

Por eso te invito a buscar, auto descubrirte, explorarte, observarte detenidamente para encontrar el modo en que puedas expresarte y sentirte cómodo con vos mismo.

Lore

10 consejos para las clases de Yoga

1.- Compra tu propio MAT de yoga o reserva una sábana limpia para cubrir la colchoneta que vayas a utilizar: La mayoría de los lugares donde se practica esta disciplina prestan las esteras y las colchonetas, sin embargo, no está demás que adquieras la tuya, para que te relajes a tu gusto. En el caso de las colchonetas, usando una sábana para cubrirla te encontrarás más a gusto y te aseguras normas básicas de higiene. 

2.- Guarda silencio: Cuando entres a la sala donde vayas a practicar yoga evita realizar cualquier tipo de ruido, comenzar a saludar o conversar con tus compañeros debido a que la gente que haya llegado antes seguramente estará buscando relajarse o incluso meditando previo a la clase. Siempre espera las indicaciones del maestro para iniciar con la sesión.

3.- Lleva ropa cómoda: Es importante que tu vestimenta sea confortable y elástica, para que realices sin problema las diferentes posturas de yoga. Recuerda que esta disciplina se realiza sin zapatos.

4.- Utilización de accesorios: Si bien son opcionales, el uso de bloques, correas y mantas te ayudan a mejorar las asanas.

5.- El canto de OM: No te extrañe que las clases de yoga inicien con este mantra muy conocido. Sólo cierra los ojos y escucha.

6.- Aprende a respirar: Los instructores enseñan la forma correcta de respiración para acompañar cada movimiento, esto te permitirá a profundizarlos y a adquirir mejor los beneficios de la práctica. Al mismo tiempo, en la relajación final consciente, esta respiración te ayuda a relajar el cuerpo.

7.- Nunca se debe experimentar dolor: Cuando realices una asana y tengas una sensación de molestia, desgarre o punzadas, regresa a tu posición original; esto se debe a que tu cuerpo no está bien alineado o que hay que revisar alguna patología escondida, nunca está demás contarle al Instructor sobre tus molestias previo al inicio de la clase, de este modo él podrá guiarte mejor y de forma beneficiosa.

8.- Las asanas son secuenciales: Las diferentes posturas se van alternando con pausas de descanso.

9.- Los instructores pueden acomodar tu cuerpo: si luego de guiar varias veces la secuencia todavía no encuentras la postura. La alineación corporal es la clave del yoga, por lo que los maestros podrán ayudarte con alguna postura.

10.- Evita las comparaciones: Algunas personas son más flexibles, otras son más fuertes, otras trabajan mejor la concentración. Si a vos algo te cuesta trabajo, tomate tu tiempo y practica un poco más. El trabajo es siempre sobre un mismo, el yoga no es una competencia, sino un camino de crecimiento.

Lore

1378241_10202140010650492_144952258_n

Pensar bien

Es una realidad, a todos nos gusta sentirnos bien, pero que hacemos al respecto? Queremos el resultado, pero como llegamos a él? se compra? se encuentra? sucede por casualidad? debemos esperar que alguien lo haga por nosotros?

Desde el momento en que nos despertamos elegimos el camino, tomamos decisiones, descartamos opciones y pensamos. Si, si, pensamos y con esos pensamientos vamos construyendo nuestra jornada, semanas, años, la vida entera está formada por pensamientos y sus reflejos.

Hay muchas cosas que escapan de nuestras manos, pero el pensamiento nos pertenece sólo a nosotros, lo estamos usando a nuestro favor?

Te propongo un ejercicio simple, cada mañana, al despertar, anota en alguna libreta un pensamiento positivo, algo que te haga comenzar el día con una energía renovada y luminosa. Al final de la semana vas a tener 7 motivos para iniciar una nueva semana con más pensamientos positivos!

Te imaginás lo que sucederá al final del año? cuanta energía positiva vibrando a nuestro favor a través de nuestros pensamientos!

Lore

Pensar bien

Somos diferentes

Es habitual ponerle nombre a las cosas o rotular a las personas según esas características que no logramos comprender, esas que escapan a nuestra visión de como debería ser o que simplemente son diferentes al patrón que estamos acostumbrados.
Sentir, vivir, pensar o actuar de determinada manera ante cierta circunstancia es una experiencia única, intransferible y muchas veces inexplicable, no existen dos personas capaces de vivir esa misma circunstancia de forma idéntica.
Cuando algo se nos escapa del patrón al que estamos acostumbrados sucede una revolución, nos confundimos, sentimos miedo.
Y cual es la reacción más común ante esto? atacamos, agredimos, nos enojamos, nos alejamos, nos burlamos, herimos, juzgamos … y si nos diéramos el espacio para abrirnos y conocer al otro? que sucedería si respetáramos esas diferencias? más todavía, que pasaría si además pudiéramos aceptarlas sin intentar cambiarlo? y más aún, que maravilloso sería acompañar al otro en aquello que vemos diferente! … acaso pensaste que ante lo mismo vos serías de otro modo? pues claro! el otro es otro! y que bueno que así sea!
Hoy, abracemos lo distinto, no forcemos las cosas para que “encajen” en nuestro patrón, eliminemos el diagnóstico precoz, el rótulo, hagamos el intento de ver sin filtro, ejercitemos un día de no juzgar, sólo 24hs … que pasaría? se animan?

Lore

Diferente

Agradecer es felicidad

Y hoy porque estarías agradecido? los invito a lo largo de estos dos días a hacer un ejercicio fácil y al mismo tiempo muy importante para tomar conciencia del aquí y ahora. Qué les parece observar y observarnos haciendo foco solamente en aquellas cosas que nos hacen felices, las simples, las que nos rodean y hacen de nuestras vidas un lugarcito mejor. Y si hacemos una lista? que pasaría si el lunes la volvemos a leer?
Sorpresa!

Lore

Gracias

Una cuestión de actitud

Todos estamos en el trabajo diario de hacer de nuestras vidas un lugar mejor, de aportar y aportarnos equilibrio, calma y plenitud. Uso la palabra trabajo porque de eso se trata, de una labor que implica dos elementos fundamentales: acción y elección.
Elección porque cada mañana al abrir los ojos elegimos con que actitud comenzar la jornada, determinando así una gran parte de los resultados.
Con una actitud positiva, no fantasiosa ni negadora, que son cosas muy diferentes, lograremos el empoderamiento necesario para construir nuestro día con mayor claridad, fortaleza y sabiduría.
Acción porque es la dinámica universal, nada sucede sin nuestra intervención, consciente o inconscientemente. Por acción u omisión, estamos interviniendo, movilizando, por ende, activando inevitablemente la ley de causa y efecto, incluso en las pequeñas cosas.
Para que algo suceda debe haber un antecedente, para que algo no suceda, también. Estamos conectados, incluso en la desconexión.
Cada día tiene una impronta distinta. Algunos son mejores que otros, eso es parte del flujo de la vida. Muchas circunstancias escapan a nuestras manos, pero lo que sí es nuestra absoluta potestad es el poder elegir con que actitud enfrentar aquello que nos disturba, hiere, enoja, entristece o simplemente nos desequilibra o nos aleja del centro. Algunos días nos sientan de maravilla, pero también hay de esos otros que es mejor dejar pasar y sólo tomar aquello que nos sirve sin anclarse.
Aún en esos días donde las cosas parecen bloquearse o simplemente nuestro estado de ánimo o energía vital se ve disminuida, es nuestra actitud (elección) y lo que hacemos (acción) lo que nos determinará el resultado al final de la jornada.
Todavía vas a dejar tu armonía en manos de otros o de las circunstancias? con que actitud vas a comenzar el día? que vas a hacer al respecto?
Les cuento un secreto? al lado de mi cama tengo una libreta que se fue armando con el tiempo, ahí voy anotando las miles de formas que se me ocurren en que quisiera iniciar mi día para hacerlo mejor, con una actitud alegre, o sabia, o calma, u observadora, o activa, o amorosa y luego, al lado, pongo ideas de como creo que puedo lograrlo, junto con una afirmación.
Cada mañana, al despertarme, abro en una página cualquiera, leo mi actitud del día junto con la acción que la acompaña, memorizo la afirmación y recién así inicio mi jornada. Me ayuda muchísimo! Sobre todo en los días más complicados.
Y ustedes se animan a hacer sus libretas personales?

Lore

Actitud

Meditación activa

Alguna vez pensaste que se podía meditar en movimiento? a veces sucede que para aquietar la mente es necesario hacerlo desde la acción, desde el ejercicio del elástico, como lo llamo habitualmente, es decir, el traer una y mil veces la atención mental sobre aquello que estamos haciendo. Suele pasar que en los días donde hemos tenido mucha actividad mental luego nos cueste lograr el estado meditativo desde la calma inicial o desde una postura estática directamente. Es entonces cuando podemos recurrir a una meditación dinámica. Si mi mente se distrae con pensamientos, los dejo ir, simplemente eso, los reconozco, los suelto y continúo con mi meditación activa, sin juzgar, sin pre conceptos, sin planes, sólo acción fluyendo.
Les doy algunos ejemplos: Podemos bailar de forma espontánea, sin pasos o coreografía previa, improvisando, dejándome llevar, soltando todo el cuerpo, comenzando desde los movimientos más fuertes, podemos saltar, aplaudir, girar, todo está permitido! poco a poco ir suavizando los movimientos hasta llegar a sentarme con calma, cerrando los ojos para meditar unos minutos en silencio.
También podemos pintar lo que nos salga, sobre un lienzo, tela, papel, usando colores, fibras, pinceles, acuarelas, acrílicos, lápices, lo que tengas a cerquita, sin pensar sobre el resultado ni sobre un tema en particular, simplemente dejando fluir cada movimiento que hagan tus manos. No estamos buscando hacer una obra de arte, sino poner sobre algo tangible todo aquello que salga de nuestro interior para lograr el vacío que nos permita meditar unos minutos en calma.
Para darles un ejemplo personal, les regalo mi meditación activa de hace dos noches, sonidos del mar de fondo, poquita luz … y voilà! 

Lore

Zendala